66.96.147.114Region MetropolitanaSantiagoalacalufes / Lunes 29 de Diciembre del a�o 2008 / 11:15 Horas.
Los Kawesqar o Alacalufes
son uno de los pueblos originarios que aún se encuentra en nuestro paí­s. ...

Subscribe in a reader

 

Los Kawesqar o Alacalufes:

 

Los kawesqar son uno de los pueblos originarios que aún se encuentra en nuestro paí­s. Se les conoce como alacalufes, sin embargo, su verdadero nombre es  kawesqar, que en su idioma significa hombres, gente ( de Kayes=piel y kar=hueso). Los kawesqar habí­tan los archipiélagos, canales e islas desde el golfo de penas hasta el Estrecho de Magallanes. Se piensa que llegaron a esos territorios  por medios marinos, alrededor de 6.000 a 7.000 años a.c..

 

   

Su modo de vida:

 

Antiguamente, los kawesqar fueron nómades recolectores o canoeros-marinos, puesto que su principal medio de vida provení­a del agua y viví­an desplazándose en sus canoas a través de los canales australes en busca de alimentos.

Los   kawesqar constituí­an familias compuestas por el padre, la madre y los hijos, pero mantení­an lazos de parentescos con otras familias. Se reunián para fiestas, ceremonias o para enfrentar los temporales. Dos o tres familias navegaban juntas en sus respectivas canoas formando así­ una banda, pero en ella no tení­an un cacique.

El hombre pescaba, cazaba y confeccionaba las armas y otros utensilios, encendí­a el fuego, construí­a la canoa y los remos.

La mujer armaba y desarmaba las rucas, recolectaba mariscos, tejí­a las cestas, limpiaba las pieles, remaba en la canoa, cuidaba los niños y vigilaba el fuego para que no se apagara. A los niños se les enseñaba desde pequeños a participar en las labores de recolección de leña, mariscos y caza de aves pequeñas.

Se vestí­an con pieles de nutria o foca amarrados al cuello mediante tiras de cuero o fibras vegetales.

Cuando una mujer iba a dar a luz acampaban en tierra y las mujeres de otras familias ayudaban en el alumbramiento, pero el hombre auxiliaba a la mujer si el parto se anunciaba en la canoa. La familia era muy unida, pues cada persona comprendí­a que su vida dependí­a del apoyo que se brindaran entre sí­.

 

                                 

 

Sus viviendas:

 

La canoa era su vivienda principal. Se construí­a con cortezas de árboles, amarradas con hilos vegetales y se sellaba con una mezcla de barro y pastos. En el piso instalaban varillas y ramas, luego la forraban con pieles de lobo marino o foca. A un costado, sobre piedras, conchas y arena, colocaban el fuego.

Por lo general, las mujeres maniobraban la canoa sentadas en la popa, e tanto, el hombre iba en la proa con sus utensilios preparados para cazar. En la canoa kawesqar cabí­an hasta diez personas.

La vivienda terrestre consistí­a en una choza de cortezas de árboles y estacas que enterraban en el suelo y uní­an con hilos vegetales y tiras confeccionadas con tendones de ballena. En la parte superior le dejaban un orificio por el cual salí­a el humo del fuego. Esta estructura iba cubierta con ramas y pieles de foca o nutria.

 

    

 

Sus alimentos:

Entre los mamí­feros marinos encontramos a los lobos marinos, nutrias focas y ballenas. Si encontraban una ballena varada se reuní­an varias bandas, pues con ella tení­an comida para varios meses. De este mamí­fero aprovechaban la grasa, los tendones y los huesos para armas y amarras.

 

                                   

 

Sus juegos:

 

En la noche jugaban al juego de la chispa que consistí­a en correr llevando antorchas encendidas que  chocaban para producir chispas. Este juego causaba risas y alegrí­a, pero también gritos por las quemaduras del fuego.

Otro juego era lanzarse una pelota hecha con una tripa inflada de un lobo marino. Le llamaban el juego de la barriga.

 

Sus herramientas:

 

Las herramientas de trabajo de los kawesqar eran piedras talladas, madera, hueso, nervio de ballenas y pieles de foca y nutrias. Con ellas cortaban las cortezas de los árboles, elaboraban flechas, arcos, hondas, arpones y anzuelos. Con fibras vegetales amarraban las varillas de la canoa y la ruca y tejí­an pequeños cestos para depositar los mariscos durante su recolección. Los kawesqar conocieron el metal recién después de la llegada de los primeros navegantes europeos.

 

                                                        

 

La fauna y la flora:

 

El área que poblaban los aborí­genes kawesqar posee una gran variedad de fauna. Abundan la cholga, la almeja, la centolla y el erizo de mar.

Aves marinas y terrestres como martí­n pescador, cormorán, gaviota, pato quetro, ganzos, pinguinos, pájaro carpintero, pití­os, avutardas, cachañas, cisnes de cuello negro, y muchas otras se encuentran fácilmente en esa zona; así­ también algunas aves rapaces como el cóndor, tiuque, carancho, cerní­calo, peuco, halcón peregrino, tucúquere.

Ñirres, coigues, lengas, canelos, mañios y variedades de arbustos forman parte de la flora nativa del hábitat de los kawesqar. Entre las plantas silvestres comestibles se destacan el maqui, el calafate, el apio silvestre, el copihue y variedades de helechos. Dentro de la flora marina se encuentran el cochayuyo y el luche.

 

Su idioma:

 

Hoy la lengua kawesqar está en ví­as de extinción. No poseí­an lenguaje escrito y muy pocos kawesqar o sus descendientes entienden y hablan aún su idioma o parte de él. Las palabras son largas y poseen muchas consonantes. Como por ejemplo:

Azul: arka

Blanco: yerarya

Negro: semen

Rojo: kereyo

Pez: laucheljaluk-chí­s

 

Sus creencias:

 

Los kawesqar creí­an en un ser superior, creador de la tierra y de la vida denominada Xolas. Pero, además, creí­an en espí­ritus buenos y malos:

·                          Arka-ker-cí­s, era un espí­ritu bueno que les anunciaba la llegada de ballenas o les indicaba los lugares de pesca.

 

Algunos espí­ritus malignos, causantes de enfermedades, accidentes, mal tiempo y muertes eran:

·                          Ayayema que se aparecí­a en los sueños o rondaba la ruca trayendo malos presagios.

·                          Kawtcho, viví­a bajo tierra, atacaba en la oscuridad y se reconocí­a por su mal olor.

·                          Mwono, un espí­ritu ruidoso, habitantes de las montañas y glaciares, provocador de aluviones y avalanchas.

                                             

                                                             Chaman

 

Una de las ceremonias más importantes fue el Kalakai, el rito de iniciacio´n de los adolescentes. Para esta ceremonia construí­an chozas especiales en donde viví­an varios meses acompañados de sus padrinos. Ellos enseñaban a su ahijado o ahijada las técnicas para sobrevivir en la naturaleza, el uso de los materiales, la confección de utensilios. Al finalizar el Kalakai todas las familias celebran una fiesta a las que concurrí­an con sus cuerpos pintados. Al dí­a siguiente cada uno tomaba nuevamente su propio rumbo.

Cuando morí­a un miembro de la familia le armaban una ruca, lo colocaban en el interior en posición encogida y lo amarraban con estacas y con correas de cuero. Luego abandonaban el lugar para siempre.

Al chamán o sacerdote  kawesqar se le llamaba Owurcan. Él conocí­a las hierbas medicinales para curar las enfermedades, predecí­a el tiempo y tení­a la capacidad de contactarse con los espí­ritus.

 

¿Cuál es su situación actual?

 

Los kawesqar son hoy un pueblo originario de Chile en ví­as de extinción. En 1883 eran alrededor de 3000 personas y en el año 2000 sólo viví­an alrededor de 17 kawesqar puros conservaban algunas de sus costumbres en los alrededores de puerto Edén. El resto de los descendientes ha emigrado a diferentes ciudades del paí­s  en busca de mejores oportunidades de vida. Según el censo 2.002 hay 2.622 chilenos descendientes de  kawesqar.

 

                                                   

                                        Gabriela Paterito, Artesana Kawesqar


http://www.biblioredes.cl

los kaweshkar o alacalufes
Este pueblo se ubicó al sur de los chonos y hasta el Estrecho de Magallanes.
los kawesqar son uno de los pueblos originarios que aún se encuentra en nuestro
Se les conoce como alacalufes
kawéshkar o alacalufes
Ellos se denominaban kaweshkar, que quiere decir hombre, un gentilicio que los
alacalufes o kawéskar
Los Alacalufes o Kawéskar habitaron los fiordos y canales que van desde el Golfo
los kaweshkar o alacalufes,nómades del mar
Este pueblo se ubicó al sur de los chonos y hasta el Estrecho de Magallanes.

Ver todo el listado de alacalufes


Búsqueda personalizada
Publicar Gratis solo Novedades de Salud y Medicina | Categorías | Lugares de Chile
La información que aquí se pasa a lo mejor de mi conocimiento. Están destinadas exclusivamente a los interesados y para la formación continua y de ninguna manera pretende ser una instrucciones de diagnóstico o terapéuticos. No aceptamos ninguna responsabilidad por cualquier daño que surja directa o indirectamente del uso de la información. En caso de sospecha de enfermedad, consulte a su médico o profesional de la salud
ventas de aceite de argan en Chile/ bolsa de trabajo/EducaciónTurismo/Artesania /Mineria/El mundo Árabe/Insumos generales/ insumos gastronomicos Austriacos/Salud, Oestreich/Ofertas de trabajo,Austria Ofertas de vuelos/Guia de restaurantes/Bohemia en Santiago/ Guia turistico